Skip to content
Tags

El proceso, Franz Kafka

3 de diciembre de 2012

El proceso

El proceso es una novela inconclusa cuya historia, no obstante, sí que tiene final. Esto se debe a que Kafka no terminó de perfilar algunos de sus capítulos intermedios pero, tras su muerte, su amigo el editor Max Brod la publicó junto con otros escritos del autor. Kafka había manifestado antes de morir que quería que sus obras no publicadas se quemasen, pero Brod decidiendo que no podía privar a la humanidad de dichas lecturas decidió rescatarlas y, por eso, hoy podemos leer El proceso.

La historia comienza una mañana en la que Josef K. se despierta y unos vigilantes que le esperan en un cuarto contiguo le informan de que está detenido. Josef es inocente y ni siquiera sabe de qué se le acusa pero aún así se verá inmerso en un proceso judicial contra su persona.

Este punto de partida sirve al autor para realizar un análisis crítico de los sistemas de justicia y los procesos burocráticos. La situación en la que se ve envuelto K nos permitirá visitar edificios de oficinas que son en realidad laberintos de la espera y, mediante la gran importancia que en la obra tiene el simbolismo, se nos mostrará como la representación artística de la justicia puede transmutarse en diosa de la caza. Se establecerá claramente que existen diferencias entre la ley como ideal que se cumple de forma inmodificable y su aplicabilidad que esta mediada por la subjetividad de sus agentes que son humanos y como tales están sujetos a la corrupción, a la teatralidad o al orgullo de forma que en los más altos estratos del proceso exigen pleitesía a quien con ellos se relaciona y en los más bajos se ven reducidos a una mera herramienta al servicio de un paso concreto en la cadena de montaje de la burocracia.

Cabe destacar en este sentido a la historia del guardián de la puerta recogida en el capítulo La Catedral. Sin mencionar su contenido, pues es mejor que vosotros mismos lo descubráis, os puedo contar de ella que es un buen ejemplo de cómo las representaciones de la justicia,  tanto de procesado como del funcionario a su cargo pueden influir en el final del proceso tanto o más que lo legislado. Asimismo es una de las introducciones más tempranas que conozco del concepto de barrera de acceso, tan importante en el estudio de todos los sistemas de asistencia contemporáneos.

Otro gran tema a analizar es la psicología del procesado. Desde el principio Kafka se propone mostrarnos no sólo las consecuencias judiciales y administrativas de la detención de K, sino los resultados que ésta implica en su forma de concebirse a sí mismo y en como lo observan los demás y él siente que los demás lo observan. Los sentimientos de culpa y de vergüenza, aún siendo K inocente, tendrán una gran importancia durante toda la obra.

Es difícil mantener una relación empática con Josef K pues es un personaje colmado de soberbia, que cree ser superior a otros hombres por el puesto que ocupa en un banco, posición que llega a considerar mejor defensa que su propia inocencia. Pero, con el paso del tiempo, esta situación tiende a cambiar pues es difícil no sentir angustia por el proceso en que se ve inmerso o por la soledad absoluta con la que tiene que enfrentarse a él. Soledad que prevalece aún cuando entra en contacto con otras personas con las que comparte situación o que podrían auxiliarle.

El resto de personajes son, valga la redundancia, kafkianos. Siempre llega el momento en que terminan comportándose de forma algo inverosímil, o al menos un tanto extraña. En ocasiones introducen situaciones burlescas que colisionan con la seriedad de la situación del protagonista y crean en el lector cierta mezcla de preocupación y sensación de ridículo.

La crispada relación que Kafka mantuvo con su padre le sirvió para criticar en sus escritos diferentes formas de autoridad, no sólo la paterna, como en La Metamorfosis y más expresamente en Carta a un padre o la burocrática, como ha hecho en este libro, sino también en cuanto a su misma esencia en su obra El Castillo que aún tengo pendiente y que ojalá pueda leer pronto.

Estatua de Kafka

La fotografía nos muestra una estatua en la que Kafka va montado sobre un traje de proporciones monstruosas que, a su vez, aplasta a un insecto. El traje es una representación onírica de su padre, empresario textil de profesión. Esta estatua puede encontrarse en el barrio judío de la ciudad de Praga.

La lectura de esta obra tiene la ventaja añadida de resultar muy barata, al menos en mi entorno cercano. Esta copia me costó tan solo dos euros y sé que en el puesto de la estación de autobuses de Granada se ha estado vendiendo durante largo tiempo por tres.

El proceso es un libro que requiere atención pero que, si estamos dispuestos a prestársela, nos hará pensar largo y tendido sobre la burocracia y sus efectos en el sujeto y , con toda seguridad, nos hará aprender algo que merezca la pena saber.

Ficha técnica:

Materia: Narrativa

Autor: Franz Kafka

Título: El proceso

Editorial: Edimat libros

Encuadernación rústica pegada

Páginas: 212

Lectura de complejidad intermedia

Anuncios

From → Narrativa

One Comment

Trackbacks & Pingbacks

  1. Acumulando libros « Lecturas al azar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

10.15 Saturday night

Otro blog de lecturas, quizás no tan azarosas

Bakakai

librería centrifugadora de avisos - materiales para el pensamiento crítico

Videoteca de humanidades

Otro blog de lecturas, quizás no tan azarosas

Kaldo de Cultivo

Otro blog de lecturas, quizás no tan azarosas

sos sanidad pública

Contra los recortes y el proceso de privatización de la Sanidad Pública: Hay alternativas.

From Isi

Otro blog de lecturas, quizás no tan azarosas

AbScEsO CeReBrAL!!

El blog que el Señor Calavera nunca quiso tener... HaZLo tÚ MiSmX

bajo el ciruelo

Otro blog de lecturas, quizás no tan azarosas

la esquina de la rotonda

Otro blog de lecturas, quizás no tan azarosas

A %d blogueros les gusta esto: