Skip to content

Los viajes de Gulliver, Jonathan Swift

23 de diciembre de 2012

Los viajes de Gulliver

La estancia de mi hermana en Irlanda me ha permitido conocer a este autor primero a través de Una modesta proposición y después gracias a las aventuras que vive Gulliver en esta obra, seguramente la más conocida de cuantas escribió.  Mi lectura, más dilatada de lo que me hubiera gustado, ha venido marcada por las advertencias que el guía turístico nos hizo sobre el libro. Existen dos formas de concebir  Los viajes de Gulliver, por una parte puede tomarse como una amena novela de aventuras en la que un marinero inglés nos relatará sus idas y venidas por mar desde Inglaterra y a muy diversos lugares tanto reales como ficticios, pero, por otra, el libro es una sátira, por lo que, si se lee con detenimiento y siendo conscientes de este hecho, se encontrarán multitud de críticas a la sociedad inglesa de la época del autor y a la forma de comportarse del ser humano en general.

Gulliver recorrerá países y conocerá nuevos pueblos con cambios de talla, costumbres e incluso especie dominante, visitando también lugares reales tales como Japón, Lisboa o Tenerife. En sus periplos, narrados de forma divertida y elocuente, se sucederán gran variedad de situaciones que sirven como pretexto a la reflexión o simplemente persiguen el entretenimiento.

La burla, siempre sutil, marca la narración de toda la obra. Sirviéndose de ella, el autor deja constancia de su opinión sobre multitud de aspectos de la vida y la realidad cotidiana, centrándose en algunos temas a los que dedica más tiempo. Entre lo criticado destaca el comportamiento de Inglaterra como potencia imperial, que Jonathan Swift plasmará como definida por la corrupción, la mala gestión y el belicismo. Este último aspecto parece preocupar especialmente al autor por lo que no duda en incluir entre los redactado por Gulliver un capítulo sobre los motivos detallados de porqué el Reino Unido no debería atacar los nuevos países descubiertos por el protagonista.

El conflicto entre Inglaterra e Irlanda parece verse reflejado a través de las tensiones que viven las naciones vecinas de Liliput y Blefuscu (separadas tan sólo por una pequeña extensión de agua, como los territorios originales). Las fundamentales diferencias entre sus ministros, pertenecientes a partidos enfrentados, consisten en la altura a la que creen se han de llevar los tacones o la parte por la que ha de cascarse un huevo en clara ridiculización de las divergencias entre católicos y protestantes.

No obstante, esta crítica no tarda en extenderse. El autor muestra a los europeos como unos bárbaros, colmados de vicios, que están siempre dispuestos a repartirse el mundo a base de extender conflictos fácilmente evitables.

La presentación de sociedades que acompaña a cada nuevo avistamiento de tierra no sólo sirve al autor para censurar conductas que le parecen estúpidas tales como las ya mencionadas además de muchas otras (el nepotismo, la incapacidad para comprenderse unos a otros, la avaricia, la idolatría…) sino que también constituyen una buena herramienta para exponer situaciones deseables (la serenidad, la universalidad de la educación…) e incluso modelos utópicos. Este último punto se concentra especialmente en la visita a la isla de los Houyhnhnms,  en la que se desarrolla una sociedad en la que no existe mentira ni términos para designar las palabras poder, gobierno, guerra, ley ni castigo. Lamentablemente, detrás de la belleza que puede aparentar este modelo, sirve al autor para llegar a conclusiones misantrópicas y desarrollar, una vez que Gulliver abandona la isla, la parte de su novela que menos he estimado.

La lectura sigue un ritmo ligero y, aunque la extensión de los capítulos varía de unos viajes a otros, suelen ser cortos. El lenguaje es llano y en la obra hay condenas expresas de toda floritura que pueda realizarse a la hora de escribir (claro que también se condena el empleo del doble sentido y el libro está plagado de él). La novela se divide en dos libros. Al concluir el primero, el protagonista deja testimonio de que todo lo contado en él es verídico y se despide, a pesar de que vuelve a emprender nuevos viajes en el segundo. Las expediciones son numerosas y variadas pero su estructura es algo repetitiva y se agota a llegar al último libro pudiendo resultar algo pesada.

Salvando estos pequeños defectos, Los viajes de Gulliver es una novela ligera y divertida que satisfará tanto a los que en ella busquen una sátira como a los que se contenten con la lectura de una novela de aventuras.

 

Ficha técnica:

Materia: Narrativa

Autor: Jonathan Swift

Título: Los viajes de Gulliver

Editorial: Edimat Libros

Encuadernación rústica pegada

Páginas: 366

Lectura ligera

Anuncios

From → Narrativa

8 comentarios
  1. Tengo muchas ganas de leerlo, como muchos, me imagino, he leído ediciones acortadas para niños y jóvenes, pero tengo la obra original en casa y me apetece mucho ponerme con ella. Bsos

  2. Otro de los clásicos que tengo que leer. Yo también tenía ediciones para niños, jeje, qué recuerdos de esos libros, pero casualmente no tengo una edición “de mayores”.
    Además, solo puedes disfrutar de esas críticas que nos comentas ya de adulto, claro está.

    • Seguro que te resulta sencillo encontrar una edición completa si tus cuantiosas lecturas te dejan un hueco. Gracias por pasarte a comentar y perdona la tardanza en responder, he estado unos días sin Internet.

  3. Llego aquí desde el blog de Isi…esta es una lectura que tengo pendiente y que tengo ganas de hacer después de leer tu reseña ¡gracias!

Trackbacks & Pingbacks

  1. Acumulando libros « Lecturas al azar
  2. Una modesta proposición, Jonathan Swift « Lecturas al azar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

10.15 Saturday night

Otro blog de lecturas, quizás no tan azarosas

Bakakai

librería centrifugadora de avisos - materiales para el pensamiento crítico

Videoteca de humanidades

Otro blog de lecturas, quizás no tan azarosas

Kaldo de Cultivo

Otro blog de lecturas, quizás no tan azarosas

sos sanidad pública

Contra los recortes y el proceso de privatización de la Sanidad Pública: Hay alternativas.

From Isi

Otro blog de lecturas, quizás no tan azarosas

AbScEsO CeReBrAL!!

El blog que el Señor Calavera nunca quiso tener... HaZLo tÚ MiSmX

bajo el ciruelo

Otro blog de lecturas, quizás no tan azarosas

la esquina de la rotonda

Otro blog de lecturas, quizás no tan azarosas

A %d blogueros les gusta esto: